Quiénes somos

La Fundación Paraguaya es una empresa social sin fines de lucro, auto sostenible; fue fundada en 1985 y desde entonces es pionera en microfinanzas y emprendedurismo en Paraguay. Tiene 28 oficinas distribuidas en todo el país y más de 450 colaboradores, de los cuales el 60% son mujeres. Mediante cuatro estrategias vinculadas desarrolla e implementa soluciones prácticas, innovadoras y sostenibles para la eliminación de la pobreza y la creación de un ambiente digno para cada familia.

  • El programa de Microfinanzas ofrece crédito, capacitación, asesoramiento y microfranquicias a más de 78.000 clientes, generalmente relegados por otras instituciones financieras.
  • El programa de Escuelas Auto Sustentables busca transformar jóvenes campesinos pobres en emprendedores rurales.
  • El programa de Educación Emprendedora brinda educación económica y financiera a jóvenes y niños.
  • Teach A Man To Fish, una ONG con base en Londres, fue creada para difundir el modelo de escuela autosuficiente en todo el mundo.

El modelo educativo que proponemos encara de una manera distinta la lucha para erradicar la pobreza. Trabajamos con las comunidades de campesinos pobres para transformar sus hijos en emprendedores rurales.

Además de contar con educación de primer nivel, se incorporan unidades productivas autosostenibles de negocios que aportan rentabilidad para cubrir el 100% de los costos operativos de la Escuela. Este modelo utiliza la metodología de “aprender haciendo, vendiendo y ganando”, es decir posee un currículo basado en clases teóricas y prácticas de campo.

Con este innovador enfoque educativo buscamos hacer la diferencia y por sobre todo lograr que más jóvenes en situación de vulnerabilidad adquieran las habilidades y conocimientos necesarios para comenzar sus propias empresas rurales, accedan a un trabajo digno en el sector agropecuario o bien continúen sus estudios. Además, este modelo de escuela puede replicarse en cualquier parte del mundo porque es como una franquicia social basada en el emprendedurismo.

El objetivo de nuestro programa de Microfinanzas es sacar de la pobreza a las familias de nuestros 84.000 clientes de áreas rurales y urbanas. El 87% son mujeres. Para ello la Fundación ha desarrollado una metodología práctica que permite a las familias pobres hacer un auto diagnóstico de su nivel de pobreza como un primer paso para desarrollar estrategias personalizadas para que salgan de la pobreza de manera permanente. La llamamos el “Semáforo de la Pobreza”, que permite eliminar la pobreza multidimensional.

Con esta metodología la pobreza se vuelve “visible” al dividirla en 6 dimensiones y 50 indicadores, lo cual permite que las personas de escasos recursos visualicen los diversos aspectos de su pobreza y cómo afecta a su familia. Como el nombre lo sugiere, nuestra herramienta utiliza los colores del semáforo: rojo (por debajo de la línea de pobreza, pobreza extrema), amarillo (pobreza), verde (por encima de la línea de pobreza). Utiliza también fotografías, tabletas y una encuesta visual para crear un mapa innovador que permite a los pobres ver y entender de qué manera son pobres.

En un trabajo conjunto con Hewlett Packard (HP), hemos desarrollado una encuesta visual de 20 minutos que simplifica la recolección de datos de las familias al tiempo que las alienta a enfocarse en las áreas de más necesidad.

Esta metodología también permite que el sector privado, las ONGs y el gobierno apoyen los esfuerzos de las familias para salir de la pobreza de manera permanente, eficiente y concreta.

También permite que las instituciones de microfinanzas cumplan con la promesa original: empoderar a los pobres para que superen la situación en la que se hallan. Competimos dentro de la industria de las microfinanzas, pero a diferencia de otras instituciones del ramo que sólo ofrecen “inclusión financiera”, nuestra propuesta de valor es, como Aladino, liberar el “genio” que vive dentro de cada familia dándoles las herramientas y la motivación para superar la pobreza. No buscamos aliviar, reducir o combatir la pobreza, ¡nuestro plan es eliminarla! Esto nos hace diferentes. Para medir el impacto nos basamos en la cantidad de familias que, cada año, salen de la pobreza. Por ejemplo, en los 3 últimos años hemos hecho posible que 16.000 familias superen la pobreza en lo que se refiere a sus niveles de ingresos, pero nuestro deseo es que todas las instituciones de microfinanzas adopten el Semáforo de la Pobreza. Sólo en América latina las entidades de microfinanzas tienen 11 millones de clientes! Por lo tanto, estamos trabajando para crear conciencia y conocimiento de esta metodología para que la adopten y empoderen a millones de microemprendedores para que superen la pobreza, en todo el mundo.