La solidaridad en primer lugar

La crisis sanitaria ocasionada por el COVID – 19, que prácticamente paralizó al Paraguaya, está dejando muchas enseñanzas, aprendizajes y sobre todo, mostrando lo mejor de cada uno, en especial, de aquellas personas y comunidades tal vez, más vulnerables, pero que a la vez tienen algo que las caracteriza: la solidaridad.

 

 

Como en todo el país, el hambre apremia, no siempre la ayuda del gobierno llega a tiempo, es por eso que las comunidades, en barrios, asentamientos, en los pueblos, volvieron a poner de moda las “ollas populares”, mostrando realmente ese lado solidario que tanto caracteriza a los paraguayos.

 

 

En ese sentido, no podían faltar los Comités de Mujeres de la Fundación Paraguaya, solidarios, en varias ciudades del país, las integrantes se organizaron, reunieron los ingredientes y con muchas ganas, prepararon el menú para compartir estas ollas populares en sus comunidades.

 

 

Así, estas valientes emprendedoras de ciudades como Encarnación, San Juan Nepomuceno, Luque, Ñemby, Caacupé, Ciudad del Este y Villarrica, organizadas, solidarias, unidas, beneficiaron a más de 200 familias. Ante la situación adversa, la solidaridad está en primer lugar.

[miniorange_social_login theme="default"]