Las acciones de una red de empresas resilientes en Paraguay

El 2020 fue, tanto para el país como para la Red de Empresas del Semáforo, un año de grandes cambios. Somos una red cuya misión es contribuir al bienestar de los colaboradores, por lo que, en un año que trajo inestabilidad a las condiciones de vida de todos los paraguayos, optamos por reafirmar nuestro compromiso (con los trabajadores) brindándoles seguridad y oportunidades para que afronten la situación de la mejor manera posible junto a sus familias.

 

 

¿Cómo lo logramos? Comprendimos que más que la competencia, el apoyo mutuo es la base de la superación y el logro de objetivos. No es una revelación, puesto que desde el 2013 trabajamos conjuntamente en iniciativas, pero el 2020 nos exigió cambiar las maneras de organizarnos y dejó mucho más patente la necesidad de cooperar para salir de las dificultades.

 

 

A través de los encuentros interempresariales que tenemos de manera mensual, los representantes de las empresas comparten sus principales logros y desafíos a la hora de implementar acciones dirigidas a mejorar la calidad de vida de los colaboradores. Dichos encuentros, que se realizaban tradicionalmente de manera presencial, pasaron a darse en formato virtual, lo que permitió una mayor participación y contar con la presencia de invitados internacionales expertos en distintas áreas.

 

 

En una de las conversaciones de un encuentro, varias empresas manifestaron la necesidad de contar con talleres en temas que se habían visto afectados por la pandemia, como la educación de los hijos, la salud y la administración financiera. Como respuesta, organizamos el Seminario Web del Semáforo, una serie de talleres y charlas virtuales que cerró en diciembre con un total de 9 charlas y la participación de más de 270 colaboradores, a través de los distintos espacios abordamos los temas solicitados por los miembros de la Red, y cada charla fue facilitada a su vez por profesionales de empresas miembro, como el Grupo Sueñolar, que ofreció una disertación de Salud Ocupacional con una médica de su equipo interno. Esto permitió aprovechar la capacidad existente en las propias empresas para formar a los colaboradores sin incurrir en mayores gastos.

 

 

En cuanto a la herramienta del Semáforo, desde la Fundación Paraguaya desarrollamos el “Semáforo en casa” una autoevaluación que permite a las familias y organizaciones identificar de qué manera la pandemia afectó a la familia en distintos aspectos. Fue aplicado por empresas como Cadena Farmacenter, que utilizó los resultados para direccionar sus acciones a las principales necesidades detectadas a través de la encuesta.

 

 

El Semáforo convencional, que mide la calidad de vida de los trabajadores en 51 indicadores, fue utilizado durante el año por 12 empresas, llegando a 1.166 familias de colaboradores y 4553 personas, la encuesta se realizó principalmente de manera virtual mediante la app móvil del Semáforo, lo que constituye todo un logro, pues agiliza los tiempos de toma de encuesta. Y como última cifra relevante del año, destacamos que 5 empresas, a pesar de las dificultades por el contexto, realizaron una medición de impacto del Semáforo para conocer el efecto que tuvo el programa y las acciones en las familias; los resultados arrojaron que se redujo en un 44% la pobreza extrema y 5% la pobreza en 309 familias de esas 5 empresas.

 

 

 

Lo que estos datos demuestran es que el compromiso y la acción sostenida en Responsabilidad Social Empresarial con el público interno tiene efectos positivos observables, a corto y mediano plazo, pues además de mejorar las condiciones de vida de los trabajadores, estos reconocen y valoran las oportunidades que su empresa ofrece, aumentando su compromiso y contribuyendo a la imagen institucional. Este es el retorno que reciben las empresas de la Red por su dedicación a iniciativas dentro del Semáforo.

[miniorange_social_login theme="default"]