Las familias más vulnerables del país no pueden esperar

La emergencia sanitaria que estamos viviendo a nivel global tiene muchas caras, una de las  más olvidadas es la de los pueblos originarios, con quienes tenemos una insondable deuda histórica como sociedad, familias paraguayas que luchan en el día a día para salir adelante y que en muchos casos, gracias al empoderamiento y la dignificación, lograron superar varias de sus dificultades, trabajando en sus negocios, creciendo día a día de la mano de algunas organizaciones que les facilitaron las herramientas, como es el caso de las emprendedoras y emprendedores de la Fundación Paraguaya.

 

 

En la comunidad de Cerrito, en Benjamín Aceval, se está trabando desde el 2018 con las familias de la zona, mediante la Iniciativa Semáforo Cerrito; son más de 1100 familias de la comunidad, de las cuales unas 700 pertenecen a la parcialidad Qom. Extensionistas de la Iniciativa acompañan a cada una de esas familias en el proceso de empoderamiento y salida de la pobreza, utilizando como base el Semáforo de Eliminación de Pobreza.

 

 

Entre tanta incertidumbre y una evidente merma en los ingresos de las familias, los extensionistas, teniendo presentes todas las medidas de protección biológica, visitaron a las familias que acompañan, quienes entregaron kits de huerta y rubros de autoconsumo, además de insumos sanitarios y de limpieza para 4 puestos de salud, y al hospital regional de Villa Hayes. “Debemos trabajar, junto al gobierno, en un plan integral que beneficie a todos, las familias más vulnerables del país no pueden esperar”, aseveró Martín Burt, director de la Fundación Paraguaya, en el momento que conversaba con el equipo de coordinadores de la Iniciativa.

 

 

Además, manifestó que es un error separar la política económica de la política social. “El mensaje para las familias paraguayas debe ser: quédate en tu casa, que los alimentos están en camino”, refiere.

 

 

 

La Fundación Paraguaya se encuentra incidiendo en políticas públicas y estrategias para seguir acompañando a las familias durante esta emergencia de la mejor manera posible y que la misma tenga el menor impacto  en la calidad de vida de cada hogar con el que trabajamos.

Compartir contenido: