Un encuentro muy especial

Martín Burt y Luis Fernando Sanabria, director ejecutivo y gerente general de la Fundación Paraguaya respectivamente, tuvieron un encuentro muy especial, en el Vaticano, con el Papa Francisco, durante una audiencia en la Plaza de San Pedro. Durante una mañana lluviosa, pero sumamente especial por la importancia del acontecimiento, ambos fueron asistidos por la embajada paraguaya y entre otros peregrinos, tuvieron la oportunidad de intercambiar palabras con el líder de la Iglesia Católica.

 

 

Como en otras ocasiones, el Papa recorrió la Plaza de San Pedro saludando y bendiciendo a los presentes, para posteriormente dirigirse al Altar, donde, acompañando de un grupo de música medieval integrado por adolescentes, niños y adultos vestidos y tocando música de época, se leyó el evangelio y el Papa dio una breve homilía, saludando de nuevo a los presentes en varios idiomas.

 

 

Al momento de las audiencias, el Papa Francisco se acercó a las delegaciones y personas que esperaban sus turnos, el Director Ejecutivo y el Gerente General de la Fundación Paraguaya se encontraban en el selecto grupo, y al llegar hasta ellos, los saludó efusivamente, teniendo también en cuenta el cariño que tiene por nuestro país. “Cuando fue nuestro turno, el Papa nos agarró las manos efusivamente, nos saludó y escuchó lo que Martín (Burt) le comentó sobre el libro, acerca del Semáforo, donde trabajamos y cómo esto podía contribuir a la implementación de la Doctrina Social de la Iglesia”, comentó Luis Fernando Sanabria.

 

 

Francisco agradeció la labor que realiza la Fundación Paraguaya y alentó a que se siga trabajando con las personas para brindarles una mejor calidad de vida. A continuación, prosiguió con las demás audiencias, dando cierre a este encuentro, donde, en un lugar histórico, el Papa pudo conocer acerca de la misión que lleva adelante la Fundación Paraguaya, así como a sus líderes.

Compartir contenido: