Interesante conversatorio durante presentación del libro ¿Quién es dueño de la pobreza?

¿Quién es dueño de la pobreza?, el libro del fundador de la Fundación Paraguaya, Martín Burt fue presentado a invitados especiales de la Fundación Gustavo González,  con el propósito de mostrar el resultado de más de tres décadas de trabajo en programas de Desarrollo Social, en más de 30 países, durante un conversatorio en el Hotel Villa Morra Suites.  La organización del evento, a cargo de la Fundación Gustavo González, contó con el apoyo de la Fundación Friedrich Naumann para la Libertad, con la presencia del Dr. Lars André Richter, representante legal de la mencionada organización en Argentina, Brasil, Paraguay y Uruguay.

 

 

 

“Con el libro ¿Quién es dueño de la pobreza” estamos proponiendo al mundo una nueva manera de empoderar a las familias”, señaló Martín Burt durante la presentación. El fundador de la Fundación Paraguaya puso en contexto la pobreza en nuestro país y su experiencia con el trabajo social desde su organización.

 

 

 

Para llevar adelante este encuentro, la organización consideró oportuna e importante la promoción del trabajo que viene realizando el Dr. Martín Burt, quien en los últimos años ha sido reconocido, así como la Fundación Paraguaya en el campo internacional por varias universidades y organizaciones, como el BID, que otorgó en el año 2018, el premio Visionarios Juscelino Kubitschek, como la organización más innovadora en toda América Latina.

 

 

 

“El verdadero capital para un país es el talento. El Semáforo (de Eliminación de Pobreza) rescata el talento innato de cada persona para que pueda decidir en qué está bien o mal, y cuáles son sus prioridades”, expresó el Dr. Burt en otro momento de la presentación de su libro. También destacó las trampas de la pobreza que generan programas como Tekopora, señalando que no está en contra del asistencialismo, pero que se debe hacer con un enfoque diferente.

 

 

 

“Regalar plata lo único que logra es un clientelismo político y provoca también dependencia, se transmite a la familia la negativa idea de que sus integrantes son inútiles, que nunca van a salir adelante”, reflexionó, acotando además que los programas del gobierno son superficiales al medir solamente el ingreso de dinero por hogar.

 

 

 

“Para hablar de eliminar pobreza hay que partir de otro ángulo, abandonar la idea de que el Estado certifique quien es pobre y quien es no pobre, y que cada cual tome conciencia”, subrayó. Luego de la presentación se realizó un interesante debate con los presentes.

[miniorange_social_login theme="default"]